"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

sábado, 31 de octubre de 2009

UNA DESPEDIDA MAS


El sueño ha durado poco... El amanecer es diferente a los anteriores, se que a partir de poner un pie en el suelo, todo lo que haga sera la "ultima vez" por este ano: : el ultimo lavado, el ultimo te, las ultimas galletas, el ultimo Namaste....
Con los primeros rayos de sol, veo a un par de chicas recortando flores para hacerme un collar, que me colgaran del cuello en el momento de la despedida.
Cuando me pongo la camisa nueva, siento que ya ha llegado el momento. Aun así tengo tiempo para dar un paseo y visitar a los vecinos. Me piden que les haga fotos. Se ponen sus mejores galas. Un niño se viste de Boy Scout nepali. Las niñas quieren que les fotografíe con el uniforme del cole y con sus viejas bicicletas.
Faltando media hora para mi salida se visten con sus coloridos y limpios vestidos. Se sientan junto a mi y una de ellas se pone a llorar como un niño pequeño. Tengo que consolarla con gracietas, para que aquello no se convierta en una cadena de llantos.
La despedida final se hace con los rituales habituales. Tikas de color rojo en la frente y collar de flores.. Una vez mas se convierte en un momento triste que nunca quiero que llegue. Se me han quedado grabadas sus miradas en el momento en que les hacia el ultimo NAMASTE.
Todo esto unido al retraso en la salida del avión, la hora de espera de recogida del equipaje en el Aeropuerto de Kathmandu y el horroroso trafico para llegar a casa, han hecho un día para tachar del calendario.

viernes, 30 de octubre de 2009

UNA TARDE EN EL RIO

Cuando mas calienta el sol, sobre las 13 horas emprendemos nuestra excursión al río Mechi, que hace frontera con India. Las chicas se han puesto las mejores galas como si nos fuéramos a una fiesta cualquiera. Caminamos con tranquilidad, entre arrozales, aun verdes aunque empiecen a dorar. En pocos días comenzara la siega y los campos se llenaran de gentes de familias enteras : hombres mujeres y niños que en conjunto trabajaran para su propio sustento.
Después de una larga caminata hasta el río, las chicas se descalzan, no cubre mucho pero la corriente es importante. Empiezan a salpicarse unas a otras. La diversión ha comenzado, hasta que terminamos todos empapados. En una hora hago mas de 200 fotos. Sus caras de alegría, sorpresa y susto mezclado con tantas gotas de agua flotando en el aire producen unas imágenes irrepetibles. Mi maquina de fotos las detiene. Cuando mas tarde las vemos en la tele, parecen gotas de flotantes de plata. Han disfrutado lo indecible..
El tiempo de vuelta y bajo un sol abrasador sirve para que se nos vayan secando las ropas.
El próximo año volveremos. Si queda río ¡!!!
El rio Mechi, nace en el Himalaya y se surte de las fuentes de los glaciares del Kanchenchunga. Poco a poco otros afluentes le engrandecen hasta llegar a Kakarvitta. Su orilla este es india y la oeste nepalí.
El lecho del río tiene aproximadamente 2 Km y algo grave va a ocurrir.
Este 2009, para llegar al agua hemos tenido que caminar mas de 500 mts desde la orilla original. La anchura del río donde nos hemos bañado no tendrá mas de 50 mts, con una profundidad máxima de 60 cm.
Hace 10 anos el agua llegaba a la misma orilla natural y podía verse un inmenso mar de agua.
Hoy día en el cauce del Rio Mechi ha crecido la hierba. Vacas y cabras pastan a su antojo. Trabajadores se encargan de cargar tractores con arena y cantos rodados, que serán utilizados para las diferentes construcciones de la zona.
Todos colaboramos a la destrucción del planeta. El calentamiento progresivo del planeta hará que los glaciares se deshagan totalmente y nunca mas tengamos ríos que rieguen campos, que nos den de beber y que tampoco podamos disfrutar de unos momentos de diversión como el de hoy!!!! Que podemos hacer?

jueves, 29 de octubre de 2009

PICNIC

No habían salido los primeros rayos de sol cuando dan unos golpes en la ventana de mi habitación y la abren. Es una de las chicas que viene a avisarme que el te ya esta preparado. Ellas a tan temprana hora ya estaban dispuestas para salir de picnic. No en vano aun siendo noche cerrada y el gallo no hubiese cantado, ellas ya hablaban y gritaban como si el día hubiera despuntado.
Tenían prisa por salir. El bus contratado debería haber llegado pronto, pero hay un problema. Vienen a avisarnos. El camino de llegada al Hospice tienen un tremendo bache y el autobús no puede llegar a la puerta. Nosotros tenemos que ir a el. Cada una se coge un cacharro, la bombona del butano la cargamos en la bici e iniciamos el camino al bus a modo de serpiente multicolor ( el de ellas ) . Vamos a buscar al resto de las personas en Kakarvitta, hasta un total de 35.
En la parte superior del destarlalado autobús, se cargan todos los elementos necesarios, a la vez que la comida : platos, vasos cubos, grande boles para cocinar, arroz carne, vegetales leche en polvo, te, etc. Todo lo necesario para pasar un día de campo.
La carretera tiene el trafico habitual : bicicletas, gentes que caminan, motos, algún que otro coche, camiones y autobuses de transporte publico, que no dejan sonar sus estruendosos claxons.
En medio de tanto ajetreo veo en la lontananza un numeroso grupo de personas que caminan en la misma dirección. El autobús se va acercando. Es un cortejo fúnebre. Que entre 4 personas transportan en una camilla de bamboo. Va cubierto de prendas rojas y pétalos de flores. Con la cara al descubierto, se ve que es una anciana mujer. Caminan en dirección al rió cercano donde sera incinerada. Sus cenizas serán lanzadas al río y terminaran en el emblemático y legendario sagrado río Ganges.
La vida continua. Los niños van al cole, las mujeres venden sus frutas y verduras, los talleres de reparación de vehículos abren sus puertas, los conductores de rickshaws esperan clientes, etc..
La mañana es fresquita y el aire entra por las múltiples rendijas del bus. Ni que decir tiene que este autobús, como todos los que circulan por Nepal no pasarían una ITV.
Llegamos al punto convenido. Esta junto a un inmenso río, donde hace 25 anos construyeron unas presas con cascadas, para un proyecto de regadío en la zona. Ahí se quedó. No se continuo el plan de regadio. Parece ser que ahora quieren retomarlo. A la orilla del rio hay una gran explanada que sirve de lugar de asueto y picnic para muchos nepaleses.
Los nepaleses no tienen la mas mínima base de respeto al medio ambiente. Este bello lugar esta lleno de desperdicios : vasos de plástico, platos de papel, bolsas de patatas, papeles de chicles y caramelos, paquetes de tabaco, colillas, etc.
Nos instalamos. Se hacen fuegos parta calentar agua y preparar té ( esto es lo primero y principal ) Se monta el servicio de pelar patatas, cortar vegetales, cebollas, ajos, etc y poner el arroz a cocer.
Cuando todo esta listo hay tiempo para pasear, acercarse a la orilla del río y ver las cascadas, hacer fotos, bailar e incluso visitar a un “baba”: ermitaño hindú que infunde gran respeto entre los creyentes de su religión.
Han venido otros grupos de gente a hacer sus picnics particulares : jóvenes que han traído un ruidoso equipo de música, profesores de colegio, otro grupo de chicas muy bailarinas..
Alrededor han surgido pequeños negocios a modo de tiendas donde se vende de todo. Hay luz eléctrica que hace funcionar las neveras y para poder tomar de vez en cuando alguna bebida fresca.
Comemos desperdigados por la zona, y una vez terminado se pone la maquinaria en marcha de lavado de platos, vasos, etc.
Antes de limpiar los recipientes donde se cocino, se acerca una familia con bolsas de plástico vacías donde se les echa la comida sobrante. Hay latas vacías donde se echan los desperdicios. Todo servirá. Mas tarde se acercaran habitantes muy pobres que han encontrado este modo de vida para al menos poder echarse algo a la boca.
Regresamos a casa. Se lo han pasado fenomenalmente. En el autobús cantan y bailan. El conductor ha puesto la música a tope. Hemos de pararnos en el mismo punto de la mañana y formar una nueva serpiente multicolor.
Solo cenamos un plato de “noodles”. Nadie tiene hambre. Hay silencio. Se nota el cansancio. La luz se va. No hay nada mejor que hacer que irse a la cama.
Seguro que han tenido dulces sueños.

UNA NOCHE CUALQUEIRA

Según anochece todo se ralentiza. La niñas se sientan en las escaleras del patio. Algunas con la Mirada perdida, otras hablan con alguna amiga y otras encargadas de la cena pululan por la cocina para tenerlo todo preparado a la hora de la misma : las 6 de la noche.
En la cocina solo hay una bombilla. El año pasado hice poner 2. Una encima de los quemadores. Ha desaparecido Por qué? Los mosquitos a acuden a la luz y al calor de las bombillas. Después de muchas vueltas terminan agotados y lógicamente caen en los recipientes de la comida. No hay solución posible. La cocina ha de estar en penumbra, para que al menos los mosquitos no
terminen en la cazuela.
Se cena en silencio. Cuando terminan cada una se lava el platos, los cuencos y los vasos.
Se oyen los sonidos de las chancletas cuando golpean las plantas de sus pies. También se escucha algún grillo en la lejanía y alguna luciérnaga . a modo de estrella se deja ver por el entorno.
Como no hay luz en la sala de la televisión, la ponen en la puerta y desde la calle la vemos. Tengo recuerdos de infancia cuando en las noches de verano la tele se veía “al fresco” con los vecinos.
En la puerta de entrada de mi habitación hay una bombilla que tengo que apagar antes de entrar a dormir. La nube de mosquitos es alucinante.
Son unos mosquitos grandes y con coraza. No son de los que pican pero si molestos.
Debido al llamamiento que tiene la luz de las bombillas durante la noche a los molestos mosquitos, no puedo leer. Solo me queda dormir y esperar a que un nuevo día llegue y a que un nuevo amanecer me despierte.

EL CUMPLE

Cuando amanece un nuevo día, nunca se sabe lo que nos va a deparar.
El día 22 fue mi cumpleaños y nada había previsto, ya que por cuestiones técnicas, el picnic no podíamos realizarlo en ese día. Hay que retrasarlo.
A las 6.15 de la mañana como si tal cosa me llaman por teléfono para felicitarme, es Anju : mi hermana nepali.
Todo transcurre sin sobresaltos. Me acerco a la ciudad a comprar unos globos, chicles y algunas chuches nepalesas.
En Kakarvitta las chicas me regalan una figurita del dios mono HANUMAN y a su manera me cantan el “happy birthday”. En la frente me3 ponen pequeños montocitos de arroz tintado de rojo. A lo largo del día me pondrán unos cuantos pegotitos, hasta casi formar una paella.
De camino a casa una de mis amistades me llama para que entre a su hogar, me pone un collar de pequeñas cuentas de colores y que me lo dejare puesto hasta que sea possible.
En casa me espera otra sorpresa. Me han preparado su ceremonia de cumpleaños. Arroz en la frente, flores y petalos en la cabeza. Me dan a probar un dulce de leche que todas compartirán una vez termine la ceremonia de felicitación. Me han regalado un tipico gorro nepali, que como es habitual, me esta pequeño. Las cabezas de los occidentales son mas gordas y es difícil encontrar un :”topi” de las medidas de nuestras cabezas, y sobre todo de la mía.
El dia termina como es habitual. El atardecer casi no existe. Se pasa de la claridad a la noche cerrada en pocos minutos. Cenamos en los mismos lugares. Cenamos la misma cena que la de los últimos, días, años y lustros.
Día a día las noches son cada vez mas frescas y las chicharras comienza a hibernar hasta febrero del próximo año.
Un año mas celebrando un cumple singular.

domingo, 25 de octubre de 2009

LA BICI

Tengo una bicicleta adquirida el pasado ano en India, y desde ese momento me ha permitió una gran movilidad. Es una bici de paseo, pesada y por su estructura he de ir con la espalda erguida ( muy de agradecer ). Diariamente he de recorrer 12 Km de ida y vuelta, cuando quiero ir a Kakarvitta, punto neurálgico de la zona. Son unos paseos extremadamente interesantes. El terreno es llano, aunque pedregoso. Hay que sortear baches y zonas arenosas. Paso por un poblado de gente muy pobre que viven en casas de adobe, bambú, y con mucha vida.... entre plantaciones de te y arrozales. Se observa el trabajo de la gente. Por cierto, siempre son las mujeres las que trabajan, las que recogen las hojas de te, las que siegan el arroz, las que ordenan las vacas, las cabras o las búfalas.
Todo esto tengo la suerte o la desgracia de observarlo mientras pedaleo.

Pedalear y observar el mundo es un ejercicio interesante. No se va deprisa y se tiene tiempo para pensar, y ninguno para resolver problemas.

He estado tres día sin coger la bici. Tuve un pequeño incidente con una vaca. Están atadas con estacas. La cuerda atraviesa el camino. Yo pase. Y en ese momento la vaquita decide moverse por lo que la cuerda se mueve, y con tan mala suerte después de pasar la primera rueda. De este modo al ir en sandalias la cuerdecita me hizo una quemadura importante. Se me infecto, pero he tenido el mayor cuidado para curarla. He tomado hasta antibióticos ya que la cosa no tenia buena pinta. Me ha servido para leer mucho ( 2 días ).

Mañana nos vamos de picnic a disfrutar de un caluroso día. Al menos ellas saldrán de su entorno.

Han esperado el mismo tiempo que yo para irnos a pasar este simple día.

jueves, 22 de octubre de 2009

TIHAR 2009


Eran las 6 de la tarde cuando ayer (17 oct) se fue la luz. Ya era noche cerrada. Tome un poco de suero oral y me metí en la cama. No ingerí ningún alimento en todo el día. No quería forzar a los intestinos, ya que el nivel de deshidratación era preocupante. En toda la noche tuve la necesidad de ir a baño.
Como todas la mañanas me trajeron el desayuno :Te, galletas y un huevo duro.Lo mire. Me pregunte que debía hacer. No lo dude. y me dije a mi mismo : Si en las próxima 2 horas no sucede nada, todo ira bien!

A la hora de la comida (9 am) me como un plato de arroz cocido. Insulso pero al menos es astringente.

Es un día de celebraciones y de mucho comer. Con la bici me acerco a casa de mi "hermana nepali". Ya han llegado todos los familiares. Anju y sus hijas me reciben con alegría. Saludo a todos los que puedo. Seremos mas de 30 personas. El ritual comienza a la hora aconsejada por lo gurus : las 11 de la mañana.Yo entro en el 2 turno. Nos sentamos 4 personas, en una alfrombra. Las mujeres dan vueltas a nuestro alrededor lanzándonos pétalos de flores, uniéndonos con aceite, la cabeza y las manos. En la puerta de entrada, rompen una nuez, que simboliza un monstruo. Una vez muerto el monstruo, el hermano tendrá una larga vida.

Me pintan una linea vertical de color blanco en la frente y con seis colores diferentes en forma de puntitos adornaran esa linea blanca.

Me ponen un collar de flores y finalmente me ofrecen una bandeja con una gran cantidad de alimentos : frutas, dulces, frutos secos, pescado y un regalo personal.

Yo he de corresponder entregándola un sobre con dinero y pétalos de flores.

Este es el ritual del día del hermano que es tan importante en el mundo hindú.

Dada mi situación gástrica no pude comer nada. En otras circunstancias me hubieran concedido el honor de hacer una comida especial : Comer solo!!!. mientras los demás miran. Nunca he podido comer o cenar con todos los miembros de la familia en la misma mesa. Gracias a la situación intestinal he tenido la suerte de no pasar por semejante trago.

Así son las costumbres de los pueblos de la tierra. Nunca se deja de aprender.

Algunas costumbres son innombrables.

Las noches de estas fiestas son entrañables. Es luna nueva. La oscuridad es total, pero en las casas del pueblo cientos de velas son colocadas en los alféizares de las ventanas, en lo alto de las terrazas. Seguro que desde un satélite, Nepal parece una nube de estrellas con velas que ululan.

Los niños lanza petardos y queman vengalas. En pequeños grupos pasan por las casas cantando y bailando a modo de pedir el aguinaldo de nuestras navidades. Es de los pocos días del año que demuestran alegría colectiva.

(El tiempo ha pasado desde esta crónica, y mi cuerpo ya esta en buenas condiciones. Lo malo ha pasado)

miércoles, 21 de octubre de 2009

COSAS DE LA VIDA

A las 9 de la mañana, puntualmete llego a la terminal de vuelos domésticos.
Continua como siempre, con su caos organizado. Turistas que vuelan a las zonas de montana, nepaleses que van a visitar a sus familiares. Estamos en fiestas. La megafonía emite sonidos guturales a bajo volumen, y con el jaleo humano, no hay forma de entender nada. No hay nadie que sepa decir que ocurre hasta que finalmente, en una de las pantallas aparece un retraso de casi 2 horas.
Finalmente despegamos. Durante el vuelo se ven los himalayas, destacando el Everest entre todos ellos.
En el Aeropuerto de Badhrapur hace un calor de justicia. A partir de ese momento solo por respirar se comienza a sudar. Han de pasar unos días hasta que finalmente me adapte al calor y a la humedad.
En Sattighata tengo un recibimiento muy entrañable. Me ha hecho un collar de flores (malla) y también me dan dos ramilletes de flores. Sentí una inmensa alegría al volverlas a ver. Pasee por el entorno para sentir los cambios. Han plantado arboles junto al pequeño lago que tienen en el terreno. Una pareja de patos nada por el mismo. Ha aumentado la población de gallinas y ha nacido un nuevo ternerito.
La noche cae rápidamente. A la 6 ya es noche cerrada. A las 6,30 cenamos en el patio, cada una en su rincón preferido y en el suelo, y alejadas de las bombillas, a las que acuden miles de mosquitos.
Yo tengo dos sillas. Una de ellas a modo de mesa.
La cena me sabe a gloria. No creo que fueran la 8 cuando ya estaba durmiendo con el sonido de los grillos y de las pesadas chicharras. Espero que poco a poco vaya haciendo mas fresco por las noches, para que las"chicharritas" se callen.
Las mañanas son frescas y ningún insecto canta. Solo se sienten los pájaros y los madrugadores gallos.
A las 5 de la mañana empieza a clarear. Sobre las 6,30 ya hay una temperatura de unos 20 grados. Antes de las 7 me traen un te calentito con unas pastas y un huevo duro. Un poco mas tarde me lavo en el grifo que hay a la salida de mi habitación. Un muro de 1,60 m preserva la intimidad. Siempre recordare los dias del aseo personal, mientras llovía torrencialmente.
La comida fuerte del día, es a las 9 de la mañana, y consiste en un plato de arroz, un cuenco de caldo con lentejitas y otro cuenco con patatas y verduras cocinadas y especiadas (Dhal Bhat). Me ponen un vaso de agua, uno de leche y otro de yogurt elaborado naturalmente.
Hoy salgo tarde. He de caminar bajo un sol de justicia, durante 6 Kms hasta Kakarvitta, para recoger mi bicicleta, que ha estado a buen recaudo hasta mi vuelta.
Antes de regresar con las chicas, me doy una vuelta para saludar a las diferentes amistades que tengo por aquí repartidas. Intento entrar en internet, pero se va la luz. Lo habitual en estos lares.
Me tomo la cerveza mas fría de toda mi vida. El calor es aplastante y ese preciado liquido y a esa temperatura me reconforta.
Recojo la bicicleta. Tomo otro camino que no es el habitual y ha de suceder un hecho que me deja tocado.
Cuando estoy aparcando la bici, siento por detrás una voz que dice"uncle!!". Me vuelvo. Es un chaval llamado Mandil ( nombre inventado para preservar su identidad ) de 18 anos, y al que conozco desde hace 10. Mandil tiene una deficiencia mental importante. Por la mañana pregunte por el y me dijeron que se había marchado... sin mas.
Cuando me vuelvo veo a un Mandil, sucio, con unos pantalones y una camiseta que hace tiempo no han visto el jabón.
Lo primero que me pide es que le compre unas galletas. Se las compro y le pregunto donde vive. No tiene casa. Vive en la calle. Me siento con el a tomarme un refresco. El siempre ha hablado poquito. No salgo de mi asombro. No entiedo nada. El día había estado bien y aquí se trunco.

Le doy dinero. Me siento impotente. Me despido de el. No miro para atrás, pero siento sus paso. El siempre arrastra los pies. Se que ese sonido me va a acompañar durante mucho tiempo.

Quiero una solución inmediata y llamo a la oficina central en Kathmandu. Les doy un ultimátum. Me pondré en huelga de hambre hasta que me expliquen con claridad lo que ha ocurrido. Igualmente les aviso de mi marcha inmediata, si no me cuentan lo que ha sucedido.

He montado una buena!!. A los 15 minutos me vuelven a llamar. Todo el staff de Maiti Nepaal estaba reunido mientras al teléfono me contaban lo siguiente:

Mandil, parece ser que quería marcharse de Maiti. Ya es mayor de edad y nadie puede pararle.
Y lo peor es lo que sigue:

Desde hace dos años yo no le veía por Sattigatha, donde están las chicas con deficiencia mental y donde yo siempre paso unos días. Estaba en la oficina de Kakarvitta ayudando al guarda a cerrar y a abrir la puerta, a barrer, etc,

Se lo llevaron de Sattighata porque había abusado sexualemte de algunas de las chicas que aquí viven. Me lo tuvieron que contar 3 veces. Me dijeron que si no les creía que se lo preguntara a la chicas. No lo he hecho, ni lo voy a hacer.

Mandil vive ahora en la calle y terminara con sus huesos en ella o en alguna cárcel. Es una persona solitaria y se va a aprovechar de el.

Esta historia me ha producido un gran dolor. En los próximos días me lo encontraré por la ciudad. Me va a perseguir para que le ayude. Ya nada va a ser lo mismo.

Y como lo malo no viene solo, hoy 24 horas después de esto que relato, tengo una buena diarrea y llevo desde anoche sin ingerir alimentos. Solo agua con suero oral. Mañana tengo que estar bien. Es el día grande de las fiestas. Tengo que ponerme mis mejores galas, par ir a ver a "mi hermana nepali". Me harán un ceremonia para desearme larga vida. Mañana por la mañana, sobre las 11 am, todo Nepal e India estarán celebrando esta ceremonia de exaltación a los hermanos.

Y Mandil en la calle... con su cuenta atrás particular ( Este relato lo escribí en mi diario el día 17 de octubre )

HONESTIDAD

Hace 5 o 6 meses, mi amigo Rup, el taxista, me pidio ayuda economica. Esba desesperado. Le envie 200 euros y nunca mas supe de el. Pense que le habria pasado algo o que le hubieran metido en la carcel por se pobre. Pero , ya en Ktm, recibo un correo suyo diciendome que habia estado en su pueblo duranre 3 meses ya que su madre estaba muy malita.
Quedo con el para que nos lleve a Backtapur al dia siguiente. me acompanara otra Patricia ( fotografa ). Nos cuenta que su primo tiene leucemia, y les piden para el tratamiendo de quimio, la astronomica cantidad de 10 millones de Rupias, o lo que es lo mismo 100.000Eur. ( Un sueldo medio puede rondar los 100/150 euros por mes )Evidentemente le han sacado del hospital, y está en casa esperando a que poco a poco se consuma.
No somos conscientes del privilegio que tenemos al disfrutar de nuestra milagrosa Seguridad Social.
Pero lo mejor del día esta por llegar.
En la puerta de entrada a Backthapur, le pago el taxi, y nos despedimos hasta un próximo encuentro y.... me da un paquetito con algo escrito. Me dice que me devuelve parte del dinero. Siente el no poder devolverme todo porque esta en una mala situación económica, y que si yo estoy mal se lo haga saber.
Le devuelvo el dinero, me quedo con el papelito donde están escritas sus palabras de honraded.
Una vez mas no dejo de sorprenderme.
Tengo amigos ???? en España que en su momento necesitaron de mi ayuda y aun estoy esperando a que se dignen a dirigirme la palabra.
Que mundos tan diferentes!!!!
El día entero lo pase con Patricia. Paseamos por las calles y plazas de Backtapur, y como no... sintiendo la banda original de esta beatísima ciudad medieval : Om Manni Padme Um..., esa música que no ha parado de sonar en los últimos 15 años.

ENCUENTROS

Con la compañía de Patricia, comenzamos el día de los
encuentros esperados durante casi un año.

En Gokharna hay mucha tranquilidad, no se siente una mosca. Los pequeñajos están en el cole. Alguno se deja ver por las ventanas de la escuelita cercana. Las chicas están en el piso superior de la casa. Están trabajando en la elaboración de pulseras y collares, con la paciencia y la buena vista que las caracteriza para hilvanar minúsculas bolitas de colores.

Me alegra mucho volver a verlas. Aparentemente están bien. Hay un par de chicas nuevas y un pequeñin más.Antes de que den las 12.30, los niños del cole están llegando. Vienen en fila india, colocados por tamaños. Todos han crecido un poquito mas. Los pantalones se les han quedado pequeños y las faldas parecen mas cortas que el ano pasado. Siguen igual de guapos/as y seguro que igual de revoltosos, pero la presencia de la maestra, les hace permanecer en silencio... poco habitual en ellos y en esas edades.

Nos tomamos un te con un bollo, en su comedor junto con ellos.

Les reparten las horquillas que mi amiga Paloma me había dado y los caramelos de mi panadera de Carabanchel. Solo tenemos tiempo para hacernos una foto. Los peques vuelven al cole y las mayores a su trabajo.

En unos días volveré y me quedare a dormir con ellas. Nos despedimos hasta un próximo encuentro.

Patricia acepta caminar hasta Kathmandu. Por la orilla del infecto río sagrado vamos caminando. Se ven pocos coches. Es de agradecer después del bullicio de la ciudad. Patricia después de 12 días en Ktm, ha visto por primera vez el campo, y se ha dado cuenta que el verde existe y que incluso hay un mundo sin pitidos.

Pasare la última noche on David, Jose Manuel y Rafa, antes de emprender el viaje de su vida: ver lo mas cerca posible que se pueda, el gigantesco monte Everest

.

martes, 20 de octubre de 2009

NAMASTE


Mañana calurosa aquella del 11 de Octubre, cuando con un pequeño retraso, el avión que nos llevara a Doha, comienza las operaciones de despegue . La música corporativa de Qatar Airways, me indica que por fin ha comenzado mi viaje a Nepal.
Junto a mi se sientan 3 españoles : David, Jose Manuel y su hermano Rafa, que realizan su primer viaje a Nepal, y que tienen la intención de hacerse el trekking del Everest. Hablamos de lo divino y de lo humano. De ese modo el tiempo no se le siente pasar.. Las siete horas de espera en Doha pasan como una exhalacion. Se nos unen Nacho y Gema, dos zaragozanos, que lo único que tienen en su poder es el billete de ida y vuelta. El resto ya vendrá. Dejamos a los tres españoles en el aeropuerto que aun han de esperar otras 5 horas. Una larga noche les espera!!!.
Cuando voy a embarcar con destino a Kathmandu, me retienen el billete; escriben en el, y me dicen que viajo en bisnes class!!! Un lujazo comparado con la clase turista. La cena es extraordinaria, el champán de recibimiento esta buenísimo, y el asiento convertible en cama es la bomba.
El descanso hasta la aproximación a Kathmandu, parece eterno. Anuncian que la temperatura exterior es de 31 grados. Son las 8.30 horas de la mañana. Al tener visado salgo rápido. Espero a Gema y Nacho. Ellos no lo tienen y la espera se alarga mas de una hora. No hay otra cosa que hacer.
Salimos a la calles. Masas de gentes, familiares, amigos, transferistas. etc agitan manos y carteles para encontrar a los suyos.
A través de una sucia cristalera veo que sorpresivamente han venido a buscarme. Patricia y Radha me saludan desde lejos. Me ponen el fular tibetano de bienvenida. YA ESTOY EN CASA!.
El trafico es infernal, siguen los mismos baches, o quizás se hayan hecho mas grandes, la polución es extrema, los pitidos de todos los vehículos posibles, las cientos de personas que abarrotan las calles, no dejan ninguna duda : Esto es Kathmandu!!.
Por la tarde quedo con Nacho y Gema, para ir a Swayambunath.
En los últimos anos se ha convertido en un ritual. Es el primer sitio que tengo que visitar. Es un lugar cargado de energía y aquí viven las primeras personas que conocí en uno de mis primeros viajes a Nepal. Madre ( monja tibetana ) e hija, regentan un minúsculo bar, donde la gran mayoría de los clientes son los monjes tibetanos del monasterio cercano.
Hoy la madre no esta en el bar. Su hija me dice que esta en la cama. Esta enferma. Subimos a verla. La habitación es pequeña. La cama ocupa mas de la mitad de la misma. Esta llena de pertenencias. En esa cama duermen las dos. La ratas que por el lugar pululan, les han mordido en múltiples ocasiones.
Sentimos congoja al verla. Nacho dice estar tocado al haber perdido a su madre no hace mucho. He tenido una impresión pesimista. Tienen muchas vidas y ha salido de situaciones peores. Ya veremos!!! Algo de dinero les dejo para las medicinas que van a necesitar.
Regresamos a la ciudad caminando. Caminando entre las gentes, sorteando motos, coches, bicicletas, niños, perros, etc.... Toda la jauría humana que pulula por las calles de Kathmandu.
Cenamos estupendamente en el Yak Restaurant. Sera la primera noche durmiendo en mi casa de Nepal.
( Continuara.... espero... llevo cuatro días intentando conectarme, pero la cosa esta chunga.. Tengo cosas que contar... algunas algo tristes que me han dejado tocado...)

sábado, 10 de octubre de 2009

GRACIAS MIL !!!!

Atardece en Madrid y en pocas horas cumpliré con los trámites aduaneros en el aeropuerto de Barajas, para volar a Kathmandú. El tiempo ha pasado, ....la espera ha sido larga, pero finalmente ha llegado mi momento.
Antes de salir he de dar las gracias a mucha gente, a todos aquellos y aquellas, que con sus pequeños esfuerzos han contribuido económicamente para hacer un mundo mejor en el depauperado Nepal : Los calendarios, el concierto de Alcalá de Henares, las anónimas aportaciones personales y como no, a la hucha de una niña, Lua.. que durante todo un año ha ido guardando moneda a moneda hasta conseguir 88,50€, que su madre me ha hecho entrega, y que emplearé como corresponde.

Mil gracias en el nombre de mucha gente!! Ellas sin conoceros se sentirán felices o al menos la vida se les hará menos complicada.

Nos mantendremos en contacto si el tiempo no lo impide!!!!

domingo, 4 de octubre de 2009

TODO LLEGA




Hoy día 4 de Octubre, noche de luna llena empiezo la cuenta atrás definitiva. El próximo domingo estaré volando con destino a Kathmandú. Han pasado más de 330 días desde mi última despedida de toda mi gente, allende las montañas del Himalaya.
La espera ha sido larga.
El paso del tiempo es inexorable.
Las mariposas se han puesto a revolotear en el estómago
Una vez más sentiré los olores de las calles de Kathmandú, los pitidos de los coches, el mogollón, la contaminación... y sobre todo me encontraré con todos aquellos seres que forman parte de mi vida. Viajaré a otro mundo, para al menos, durante 30 días olvidarme hasta de mi mismo.