"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

jueves, 29 de octubre de 2009

UNA NOCHE CUALQUEIRA

Según anochece todo se ralentiza. La niñas se sientan en las escaleras del patio. Algunas con la Mirada perdida, otras hablan con alguna amiga y otras encargadas de la cena pululan por la cocina para tenerlo todo preparado a la hora de la misma : las 6 de la noche.
En la cocina solo hay una bombilla. El año pasado hice poner 2. Una encima de los quemadores. Ha desaparecido Por qué? Los mosquitos a acuden a la luz y al calor de las bombillas. Después de muchas vueltas terminan agotados y lógicamente caen en los recipientes de la comida. No hay solución posible. La cocina ha de estar en penumbra, para que al menos los mosquitos no
terminen en la cazuela.
Se cena en silencio. Cuando terminan cada una se lava el platos, los cuencos y los vasos.
Se oyen los sonidos de las chancletas cuando golpean las plantas de sus pies. También se escucha algún grillo en la lejanía y alguna luciérnaga . a modo de estrella se deja ver por el entorno.
Como no hay luz en la sala de la televisión, la ponen en la puerta y desde la calle la vemos. Tengo recuerdos de infancia cuando en las noches de verano la tele se veía “al fresco” con los vecinos.
En la puerta de entrada de mi habitación hay una bombilla que tengo que apagar antes de entrar a dormir. La nube de mosquitos es alucinante.
Son unos mosquitos grandes y con coraza. No son de los que pican pero si molestos.
Debido al llamamiento que tiene la luz de las bombillas durante la noche a los molestos mosquitos, no puedo leer. Solo me queda dormir y esperar a que un nuevo día llegue y a que un nuevo amanecer me despierte.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que "Mosquito" era un tipo de avión de guerra del siglo pasado. Y es que hay mosquitos - insectos-que son como aviones "with two engines"! Que no te bombardeeen!