"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

domingo, 25 de octubre de 2009

LA BICI

Tengo una bicicleta adquirida el pasado ano en India, y desde ese momento me ha permitió una gran movilidad. Es una bici de paseo, pesada y por su estructura he de ir con la espalda erguida ( muy de agradecer ). Diariamente he de recorrer 12 Km de ida y vuelta, cuando quiero ir a Kakarvitta, punto neurálgico de la zona. Son unos paseos extremadamente interesantes. El terreno es llano, aunque pedregoso. Hay que sortear baches y zonas arenosas. Paso por un poblado de gente muy pobre que viven en casas de adobe, bambú, y con mucha vida.... entre plantaciones de te y arrozales. Se observa el trabajo de la gente. Por cierto, siempre son las mujeres las que trabajan, las que recogen las hojas de te, las que siegan el arroz, las que ordenan las vacas, las cabras o las búfalas.
Todo esto tengo la suerte o la desgracia de observarlo mientras pedaleo.

Pedalear y observar el mundo es un ejercicio interesante. No se va deprisa y se tiene tiempo para pensar, y ninguno para resolver problemas.

He estado tres día sin coger la bici. Tuve un pequeño incidente con una vaca. Están atadas con estacas. La cuerda atraviesa el camino. Yo pase. Y en ese momento la vaquita decide moverse por lo que la cuerda se mueve, y con tan mala suerte después de pasar la primera rueda. De este modo al ir en sandalias la cuerdecita me hizo una quemadura importante. Se me infecto, pero he tenido el mayor cuidado para curarla. He tomado hasta antibióticos ya que la cosa no tenia buena pinta. Me ha servido para leer mucho ( 2 días ).

Mañana nos vamos de picnic a disfrutar de un caluroso día. Al menos ellas saldrán de su entorno.

Han esperado el mismo tiempo que yo para irnos a pasar este simple día.

2 comentarios:

bitel dijo...

Acabo de leer todos tus comentarios.Me alegro que estes bien de salud.
Yo he estado de vacaciones con mis hijos y unos dias por el monte con Juan Ignacio.
Un beso.
Ah! ten cuidadito con las vacas.

Juan Ignacio dijo...

Namasté, Pepo.
Llevo varios días queriendo saludarte a través de la red, pero un día por una cosa y otro por otra no lo he podido hacer todavía.Así que aquí estoy.Ya he leído todos tus comentarios y me hago una idea de como estás.
Me alegro de que te hayas recuperado de tus dolencias intestinales, tú mejor que nadie, sabe que en el Tercer Mundo esos problemas son muy frecuentes.Cuida mucho la herida producida por la caída de la bici, las infecciones en ese clima pueden ser peligrosas.
Me ha impresionado mucho la historia que cuentas de Mandil, pero ante circunstancias como las que describes muy poco se puede hacer, o al menos eso es lo que parece desde aquí.Supongo que lo prioritario es el colectivo.
Estoy de acuerdo contigo, en España no sabemos valorar realmente la Seguridad Social que tenemos, nuestro gran problema es lo que nos hacen esperar a veces en el ambulatorio.
Por aquí estamos bien, los niños con gripe, pero bien.
Deseo que llegue de una puñetera vez el otoño "real", estamos casi a primeros de noviembre y tenemos temperaturas de 25º a mediodía.
Bueno Pepo, no me enrollo más, da muchos recuerdos a todos los amigos que conocimos allí y para ti muchos besos y abrazos de Fali, los niños y del que esto escribe.
Namasté