"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

miércoles, 21 de octubre de 2009

COSAS DE LA VIDA

A las 9 de la mañana, puntualmete llego a la terminal de vuelos domésticos.
Continua como siempre, con su caos organizado. Turistas que vuelan a las zonas de montana, nepaleses que van a visitar a sus familiares. Estamos en fiestas. La megafonía emite sonidos guturales a bajo volumen, y con el jaleo humano, no hay forma de entender nada. No hay nadie que sepa decir que ocurre hasta que finalmente, en una de las pantallas aparece un retraso de casi 2 horas.
Finalmente despegamos. Durante el vuelo se ven los himalayas, destacando el Everest entre todos ellos.
En el Aeropuerto de Badhrapur hace un calor de justicia. A partir de ese momento solo por respirar se comienza a sudar. Han de pasar unos días hasta que finalmente me adapte al calor y a la humedad.
En Sattighata tengo un recibimiento muy entrañable. Me ha hecho un collar de flores (malla) y también me dan dos ramilletes de flores. Sentí una inmensa alegría al volverlas a ver. Pasee por el entorno para sentir los cambios. Han plantado arboles junto al pequeño lago que tienen en el terreno. Una pareja de patos nada por el mismo. Ha aumentado la población de gallinas y ha nacido un nuevo ternerito.
La noche cae rápidamente. A la 6 ya es noche cerrada. A las 6,30 cenamos en el patio, cada una en su rincón preferido y en el suelo, y alejadas de las bombillas, a las que acuden miles de mosquitos.
Yo tengo dos sillas. Una de ellas a modo de mesa.
La cena me sabe a gloria. No creo que fueran la 8 cuando ya estaba durmiendo con el sonido de los grillos y de las pesadas chicharras. Espero que poco a poco vaya haciendo mas fresco por las noches, para que las"chicharritas" se callen.
Las mañanas son frescas y ningún insecto canta. Solo se sienten los pájaros y los madrugadores gallos.
A las 5 de la mañana empieza a clarear. Sobre las 6,30 ya hay una temperatura de unos 20 grados. Antes de las 7 me traen un te calentito con unas pastas y un huevo duro. Un poco mas tarde me lavo en el grifo que hay a la salida de mi habitación. Un muro de 1,60 m preserva la intimidad. Siempre recordare los dias del aseo personal, mientras llovía torrencialmente.
La comida fuerte del día, es a las 9 de la mañana, y consiste en un plato de arroz, un cuenco de caldo con lentejitas y otro cuenco con patatas y verduras cocinadas y especiadas (Dhal Bhat). Me ponen un vaso de agua, uno de leche y otro de yogurt elaborado naturalmente.
Hoy salgo tarde. He de caminar bajo un sol de justicia, durante 6 Kms hasta Kakarvitta, para recoger mi bicicleta, que ha estado a buen recaudo hasta mi vuelta.
Antes de regresar con las chicas, me doy una vuelta para saludar a las diferentes amistades que tengo por aquí repartidas. Intento entrar en internet, pero se va la luz. Lo habitual en estos lares.
Me tomo la cerveza mas fría de toda mi vida. El calor es aplastante y ese preciado liquido y a esa temperatura me reconforta.
Recojo la bicicleta. Tomo otro camino que no es el habitual y ha de suceder un hecho que me deja tocado.
Cuando estoy aparcando la bici, siento por detrás una voz que dice"uncle!!". Me vuelvo. Es un chaval llamado Mandil ( nombre inventado para preservar su identidad ) de 18 anos, y al que conozco desde hace 10. Mandil tiene una deficiencia mental importante. Por la mañana pregunte por el y me dijeron que se había marchado... sin mas.
Cuando me vuelvo veo a un Mandil, sucio, con unos pantalones y una camiseta que hace tiempo no han visto el jabón.
Lo primero que me pide es que le compre unas galletas. Se las compro y le pregunto donde vive. No tiene casa. Vive en la calle. Me siento con el a tomarme un refresco. El siempre ha hablado poquito. No salgo de mi asombro. No entiedo nada. El día había estado bien y aquí se trunco.

Le doy dinero. Me siento impotente. Me despido de el. No miro para atrás, pero siento sus paso. El siempre arrastra los pies. Se que ese sonido me va a acompañar durante mucho tiempo.

Quiero una solución inmediata y llamo a la oficina central en Kathmandu. Les doy un ultimátum. Me pondré en huelga de hambre hasta que me expliquen con claridad lo que ha ocurrido. Igualmente les aviso de mi marcha inmediata, si no me cuentan lo que ha sucedido.

He montado una buena!!. A los 15 minutos me vuelven a llamar. Todo el staff de Maiti Nepaal estaba reunido mientras al teléfono me contaban lo siguiente:

Mandil, parece ser que quería marcharse de Maiti. Ya es mayor de edad y nadie puede pararle.
Y lo peor es lo que sigue:

Desde hace dos años yo no le veía por Sattigatha, donde están las chicas con deficiencia mental y donde yo siempre paso unos días. Estaba en la oficina de Kakarvitta ayudando al guarda a cerrar y a abrir la puerta, a barrer, etc,

Se lo llevaron de Sattighata porque había abusado sexualemte de algunas de las chicas que aquí viven. Me lo tuvieron que contar 3 veces. Me dijeron que si no les creía que se lo preguntara a la chicas. No lo he hecho, ni lo voy a hacer.

Mandil vive ahora en la calle y terminara con sus huesos en ella o en alguna cárcel. Es una persona solitaria y se va a aprovechar de el.

Esta historia me ha producido un gran dolor. En los próximos días me lo encontraré por la ciudad. Me va a perseguir para que le ayude. Ya nada va a ser lo mismo.

Y como lo malo no viene solo, hoy 24 horas después de esto que relato, tengo una buena diarrea y llevo desde anoche sin ingerir alimentos. Solo agua con suero oral. Mañana tengo que estar bien. Es el día grande de las fiestas. Tengo que ponerme mis mejores galas, par ir a ver a "mi hermana nepali". Me harán un ceremonia para desearme larga vida. Mañana por la mañana, sobre las 11 am, todo Nepal e India estarán celebrando esta ceremonia de exaltación a los hermanos.

Y Mandil en la calle... con su cuenta atrás particular ( Este relato lo escribí en mi diario el día 17 de octubre )

3 comentarios:

Gabriel dijo...

Ánimo Pedro y gracias por compartir tus experiencias. Un abrazo, Gabriel

Pico Ta dijo...

¡Qué celebrais el Tihar?.
Dale un fuerte abrazo a Rup y tu no te disgustes.
Ten cuidado con los picantes.
Ah y que sepas que no te pienso devolver el dinero que me dejastes, ¿o no lo dices por mi?.
Besos y más besos.
Namasté.

Haddock dijo...

¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!
que cumplas muchos más... y yo que los vea!
G.