"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

jueves, 25 de octubre de 2018

MIS APOSENTOS EN GOKARNA

En Gokarna me alojo en lo que podría llamarse un mini apartamento: Cuarto de baño y una habitación.
Está orientada al este por lo que los primeros rayos de sol estran por una ventana protegida por una ligera cortina
floreada.
La silla y las dos mesas me sirven de ropero, de biblioteca, de botiquín, etc etc.
El cuato de baño tiene la particularidad que no tiene plato de ducha. En el suelo hay un desagüe, y el agua de la ducha se encamina hacia ese punto, por lo que el suelo no se inunda nunca.
Tambien sirve para lavar la ropa... Es muy simple pero práctico.
La cama tiene un finísimo colchón de lana, no más de 5 cms. Hay que acostumbrarse. No queda más remedio.
Cuando añochece empieza a refrescar, por lo que un edredón de lana y una manta de las de toda la vida sirven para reconfortar el cuerpo, y no pasar frío.

Esta habitación es más que suficiente, y digo con conocimiento de causa, que es un lujo, comparada con las
casas de la m
ayoría de los nepaleses.

En este pais se hace mucho la vida en la calle.
Con excepción de algunos días, solo vengo para dormir.
Dormir no es así, como suena. Anochece muy pronto, sobre las 5 y media.
Despues de cenar me encierro para leer, o escribir, o editar fotografías.
Antes de acostarme me vienen a traer un vaso de leche calentita. Me cuidan mal!!!!

No hay comentarios: