"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 24 de octubre de 2017

VIAJE ETERNO COMO SARDINAS EN LATA

Un día después de cumplir años y con un madrugón de impresión, 4 de la mañana!!! emprendo un largo viaje ( de solo 400 kms!!!! ) pero que se convertirán en eternos.
A las 5.30 de la mañana mi amigo Yubrej me acompaña para localizar el bus entre una maraña absoluta de personas y microbuses que se dirigirán a diferentes partes del país.
A Yubrej le resulta complicado encontrar el mini bus.... Filamente lo encontramos. En la baca del mismo hay ya algunos equipajes de un par de viajeros.... 
Media hora más tarde del tiempo previsto de salida emprendemos camino. Son las 6 de la mañana. El micro-bus va medio vacío. Falsas ilusiones.
En otro lugar más enmarañado si cabe, sigue subiendo gente. Hay asientos libres. Se reemprende el viaje, pero.....despues de 10 minutos de circulación, nos damos la vuelta a recoger a alguién más. En el minibus, ya no entra nadie más. El acompañante del conductor se sienta a mi lado con una banqueta de bambú....Más tarde se acoplarán otros que irán de pié durante horas.... para terminar como sardinas en lata..
Hacemos paradas cada dos horas, para ir al baño, para comer, para descansar, para estirar las piernas.
Los lugares donde paramos son inmundos....Lo tiran todo por los suelos, plásticos, bottellas, papeles, restos de comida, etce... Guarrería superlativa.
Hace calor.... los retretes con los orines relalentados por los techos de zinc hacen que el olor a amoniaco se entroduzca por todas las entrañas...
Los ojos sufren esos vapores como su fueran gases lacrimógenos...
Dentro del micro, el anunciado aire acondicionado es eso: Solo un anuncio.
Una miniventana deja que entre el aire..... Las horas pasan
Una primera parte entre montañas y curvas de 180º, de 90 de 45....como si fuera un tobogán... Bajamos y volvemos a subir....así hata llegar a la segunda parte... una carretera plana e interminablemente larga. El calor aprieta más en estas latitudes. 
En un determinado momento veo una cola interminable de coches, buses, camiones, motos, etc. Muchos se dan la vuelta....No... por favor.. me digo mí mismo...El puente por donde habríamos de pasar, de una única dirección, está bloqueado por una excabadora. No se cortan un pelo en bloquear el tráfico... Dar la vuelta supone vadear el rio...Así lo hacemos. Al memos el rio estaba casi seco....
No me imagino esta situación en pleno monzón.
Van pasando la horas. El culo se va acartonando...
La noche se acerca. Cae.... y el viaje continúa.
Se van bajando viajeros hasta que en los último 5 kms antes de llegar al destino final solo quedamos tres.....
Son las 7,30 de la noche del 23 de oct del 17 cuando llegamos a Kakarvita...
Haciendo cuentas, el viaje ha durado nada más y nada menos que 13 horas y 30 minutos....Hasta los güinis!!!!!
Lo mejor de todo es que cuando pongo pie en tierra en la estación de buses de Kakarvita el cansancio me desaparece..... No entiendo nada....
Pero tomo una decisión en ese mismo momento. La vuelta la haré en avión, aunque EVIDENTEMENTE es más caro.....

No hay comentarios: