"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

domingo, 26 de octubre de 2008

UN CUMPLE INOLVIDABLE



A las 4 de la mañana del 22 de Octubre ( mi cumpleaños) empiezo a sentir movimientos, voces... No entiendo lo que ocurre. Sobre las 5 y diez de la mañana llaman a la puerta, me traen el desayuno. Un te calentito, un huevo duro, cuatro galletas y una flor. Mi primer impacto. A las 6 salgo a la calle para lavarme y prepararme para la marcha y estaban casi todas en la puerta vestidas con sus mejores galas, y me entregan dos flores y me cantan el cumpleaños feliz, como pueden y como les suena. Terminan con un aplauso. Muy emocionante.... Veinte minutos mas tarde viene un microbús y en la baca del mismo cargamos las patatas, el arroz, los vegetales, los supermanteles, la lena para el fuego, etc ... e iniciamos camino a Kakarvita a recoger a unos pocos mas. Un total de 41 personas + cuatro empleados del bus. La capacidad del mismo es para 20, pero entramos todos/as. La mañana era fresca y el camino largo y tortuoso, solo 40 Kms pero carreteras en curva y siempre en ascensión.
Finalmente llegamos y la maquinaria organizativa se pone en marcha y en menos de 2o minutos, todos estábamos tomándonos un te, un huevo duro y un mazacote de pan de molde. Mi condición de portador de maquina de fotos hace que emplee tiempo haciendo fotografías. Desde la aparición de las digitales les resulta mas emocionante, saben que inmediatamente van a ver el resultado en una pequeña pantalla.
Las que pueden se ponen a trabajar, hacer el fuego, pelar patatas, cocer el arroz, preparar los ingredientes, ir a por agua al pueblo cercano, etc. Poco antes de empezar a comer piden a todo el mundo que se acerque a mi alrededor. Dan un discurso de agradecimiento y me hacen un regalo. Fue muy emocionante. Me controle para que no se me saltaran las lágrimas.
En la retirada se produjo un hecho que hace daño. Estábamos recogiendo. Por allí pasaba un pequeñajo muy desaliñado y sucio. Ellas le ofrecieron un plato de arroz. Se puso en cuclillas y comió feliz. A los dos minutos aparecieron otros dos. También se les ofreció comida. Cuando nos marchábamos recogieron todos los papeles y plásticos para echarlos en los rescoldos del fuego y así poder calentarse. Esta fue la ultima imagen que se me quedo en la retina antes de iniciar el viaje de vuelta. La bajada fue penosa. Las mas débiles lo pasaron mal y vomitaron. No es de extrañar, los conductores se creen campeones de ralleys.
Se lo pasaron estupendamente. En la vuelta dos de ellas utilizaron el bus de pista de baile.
Todos terminamos cansados pero contentos. Mi persona atrapo un catarro que renquea.
Una vez mas ha sido un cumple inolvidable

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades atrasadas desde Madrid.Día soleado y un poco fresquito.
Me llena mucho leer tus experiencias, me dejan pensativa, sobre todo después de pasar la tarde del sábado en un centro comercial: cine, compras...
Tus historias y comentarios son lectura obligatoria para mis hijas, Marta y Eva.
Pensamos en esas niñas/os.
Besos y abrazos.
Carmen (consorte de Andrés, Pico Ta)

pepo dijo...

Yo tambien pienso mucho.
A estos chicos los vere el 1 de Noviembre, justo cunado regresan del Everest y cuando termina mi primera etapa en este lugar. Me quedas una segunda parte en Katmandu muy interesante.
Besos y gracias

Gonzalo Velarde dijo...

FELICIDADES PEDRO!!!!
Me he dado cuenta tarde que no tenía tu cumple señalado en mi agenda... pero bueno, que cumplas muchos más!!! ...y te sigamos leyendo otros tantos.
Un abrazo muy fuerte
Gonzalo

pedro dijo...

Gracias amigo!!!!!!
Hasta ponto