"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

lunes, 4 de noviembre de 2019

LECHE QUE HIERVE



Sin razones aparentes las cosas cambian de un año para otro. Tampoco hay explicaciones.
Las terminaciones del día, han sido cada año diferentes : ver la televisión, o ver películas alquiladas, o simplemente sentarnos
al fresco y ver como algunas chichas se lanzaban al baile.
Este año es diferente... Empezaron a hacerlo la primera noche, y se ha quedado como instituido.
Me tengo que beber un vaso de leche, que ellas dicen que está caliente, cuando en realidad está hirviendo.
El "momento" vaso de leche dura por lo menos 20 minutos, desde que la ponen a calentar hasta que me la bebo.
En el intermedio hay un proceso de enfriamiento, para no hacerme ampollas en la garganta.
Los métodos que emplean son variados : poner el vaso debajo del ventilador, cambiarla de vaso a vaso, o sumergir el vaso en
un recipiente con agua, para que bajen los grados. Ayer utilizaron un recipiente que tenía unas patatas peladas en remojo
para el día siguiente. Allí terminó el vaso, en medio de las patatas... y a esperar a que fuera bebible.
De 4 a 6 chicas participan del "momento leche". Es evidente que les saca de su rutina diaría.
Cuando me vaya echarán de menos estos momentos... y yo también.

No hay comentarios: