"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

sábado, 5 de noviembre de 2016

POR FIN.... SATTIGATA



Al llegar tan tarde a Kakarvita me alojé en un hotel junto a la estación de autobuses.
A pesar del cansancio pude darme una vuelta por la ciudad, para llenarme de energía.
El año pasado, por motivo del bloqueo económico de India, no pude venir.
Me desperté con muchas ganas de coger la bici e irme a Sattigata, donde tan grandes momentos he pasado en los últimos años.
Visité a todos los amigos del pueblo. Mucha alegría por todas las partes.
Las personas mayores han envejecido, y los que estaban en la preaolescencia, se han hecho jóvenes.
6 kms de bici se han convertido en 7 horas de encuentros.
Una de las chicas del pueblo que padece estrabismo y que es aboslutamente adorable, me informó que está a pundo de que la operen del ojo.
Es una familia muy pobre, su hermano ha tenido que emigrar a Dubai, para sostener a la familia.
Se me ha encendido la bombilla y he decicido que les vamos a ayudar en la operación. Ella no sabe nada, pero el día antes de dejar Kakarvita me dirigiré a su casa y se lo daré.
Sin que se entere nadie del pueblo. Si así fuera, me vería involucrado en un tremendo problema. El próximo año tendría una fila de gente que me solicitaría ayuda.
Tambien estuve visitando a una niña que lleva en silla de ruedas toda la vida. Tambien se ha hecho mayor. Su familia es igualmente pobre. Su madre y su hermano no estaban en casa.
A la madre la están operando del estómago, y va a estar un mes sin venir a casa... Que vidas más complicadas.
El momento más deprimente ha sido cuando he entrado en el Hospice, donde he pasado grandes momentos con las chicas de Maiti.
Desde el año pasado están en Kathmandú. Esto se ha quedado solo. Hay : 8 vacas, 2 cabras y 8 gallinas... y el guardían.
Mi habitación está llena de porquería y polvo, la cocina se parece a las que pudieran tener en los frentes de guerra.
Me han entrado ganas de llorar, e inmediatamente me he cogido la bici, y he emprendido camino de regreso, sin echar ninguma mirada atrás.
Espero y deseo que en algún momento pueda regresar alguien, y estas paredes vuelvan a recobrar vida.
En mitad del camino, he sentido voces de niños, que han venido corriendo a saludarme. Tambien han crecido, y como no, me han pedido que les haga fotos.
Cada año se las revelo, y se las mando. En sus albumes personales tienen la opción de ver como va pasando su vida.
Albumes con 20 ó 30 fotos que les he ido haciendo a lo largo de los años.
El calor me ha acompañado todo el tiempo. Los sentimientos se me han revuelto.
Veremos como es el momento de la entrega del dinero de la operación de Sirjana.
::::::::::::::::::::::
El hotel lo dejé a primera hora de la mañana... Y dónde duermo?
Es un sitio muy especial donde están acogidas en este momento 8 niñas que han sido rescatadas de la prostitución o que han sufrido abusos sexuales por parte de algún familiar, etc etc...Van desde los 12/13 años a los 21/25. Son absolutamente encantadoras.
Estoy siendo tratado como un rey....Son dulces, frágiles, sonrien.....a pesar de todo lo que han sufrido con tan corta edad.

3 comentarios:

Gonzalo dijo...

Leo tu blog todos los días. Es casi completo estar contigo allí... Casi!
Un abrazo

Gonzalo dijo...

Es casi como estar contigo allí

PEDRO dijo...

Gracias amigo.
Yo tambien te puedo ver aquí...