"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

domingo, 1 de noviembre de 2015

SUEÑOS EN UN JARDIN

Por fin el amanecer fue lindo. Ninguna nube. 
El cielo claro como el agua.
Me esperaba un largo y cansado día. 
Con las primeras luces me subo en la bici para llegar a tiempo a encontrarme con los niños de Maiti, que les había prometido una salida.
Llegué a tiempo. Casi todos etaban preparados para la excursión.


Como no era posible el alquilar un autobús tuvimos que caminar durante una hora aproximadamente hasta el Jardin de los Sueños, en Thamel. En total fuimos 34 personas, desde niños de 5 años hasta los 16/17... Al no haber tráfico me quité de encima el problema de la intranquilidad al cruzar las calles, ya que los conductores no respetan absolutmente a los peatones.
Iban contentos y cogidos de la mano de dos en dos.
En el parque pasamos al menos 2 horas. Jugaron con un columpio, intentaron dar de comer a las ardillas, o a los peces que hay en un pequeño estanque. 
Un par de niños me pidieren permiso para ir a comprar galletas. Las desmenuzaron y las esparcieron en el agua. Como tiburones, aparecián los peces anaranjados para englutir las galletas de chocolate.
Me liberé de la máquina de fotos ya que uno de los mayores se interesó en ello.
Cuando el sol pasó del medio día decidimos volver a casa, caminando nuevamente. 
En el hotel de un amigo : Avalon House, hicimos un alto en el camino para tomar algún refrigerio y unas patatas fritas. Dificil tarea ésta, ya que debido al bloqueo, en muchas tiendas no tienen existencias. Ni chicles!!!!.
Hicimos otra parada en una pastelería. El tendero,  era un amigo de todos estos pequeños, que se ha hecho mayor, y ha tenido la suerte de encontrar trabajo en una pastelería.
Cuando le dije que quería tarta para los 34, se le iluminaron los ojos. En el expositor había tres tartas que nos esperaban. Dejamos el expositor vacío, y todos contentos, los niños, el pastelero y yo ( Bakes and Cakes ). La tarta, los zumos, las bebidas refrescantes.... nos dieron fuerzas para continuar el camino. Nos hicimos caminando más de 11 kms. Yo 20 más con la bici. Pero fuimos felices.
Todos teníamos asegurado un profundo sueño... y así fue.

2 comentarios:

iguana dijo...

Hola amigo, todavía no había podido entrar,(Raúl me tiene secuestrado el ordenador).Acabo de leer todos los post.Ya me contarás cuando regreses.Un saludo a toda la gente que conocimos allí.

PEDRO dijo...

Ya te contaré......