"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

domingo, 1 de noviembre de 2015

SONREIR ES FACIL

Creo que hoy es día 1 de Noviembre de 2015, y lo digo porque me ha parecido que el tiempo se hubiese parado.
Muy de mañana he venido a Bhaktapur acompañado de Smriti, su hijo y my amigo Bipan.
He dejado la mochila en la Golden Guest House, donde me alojaré un par de días. No hay nadie en todo el hotel!!! Solo yo!. No tienen ni comida, solo el té de por la mañana, unas tostadas y para de contar.
Inmediatamente nos hemos puesto en marcha y hemos ido a visitar a mi amiga Bidya, que durante el terremoto su casa se destruyò por completo, y ahora están viviendo en una especie de refugio con techo de zinc. Hdemos estado un rato largo con ella. Nos ha ofrecido té y nos ha contado sus desventuras : Tienen que cocinar con leña, por la noche hace mucho frio, y eso que aún no ha llegado el invierno. El terreno donde viven con otras 20 tiendas más es de un particular, que el alquiler lo está pagando el gobierno, durante un año. Si pasado ese año no se han ido, cada familia ha de pagarlo directamente a ese particular. Su hija y su hijo, han caido enfermos con problemas respiratorios, y así sucesivamente. Su sonrisa no ha desaparecido en ningún momento. Pero como un amigo, me dijo el otro día : " Sonreimos porque es fácil y gratis, pero por dentro sufrimos mucho. El futuro no existe para nosotros".
Los niños se estaban preparando para ir al cole, y digamos que tan contentos.... Un poco más tarde nons ha enseñado como ha quedado la casa donde vivían.." Esta era la  habitación donde dormíamos" "Esta la puerta de entrada"..... El alma por los pies.
He quedado en volverla a ver en estos dos días que pasaré en esta ciudad, que una vez fue bella.
Me quedé solo y decidí ir a ver la ciudad que ha quedado destruida. Lo que ha quedado en pié lo ha reconstruido malamente y siguen viviendo entre los escombros.
Se sentía el silencio y las caras de tristeza de las gentes.
Y para rematar esta inhumana situación del bloqueo económico que estra causando una gravísima crisis humanitaria.
Por las calles no hay apenas vehículos. Parece como si el tiempo se hubiera detenido.
Todos con los que hablo me cuentan el momento que vivieron durante el terremoto. Muy impresionantes ha sido todos ellos.
Dinesh, tiene una tienda de helados y comestibles en Durbar Square. En el momento preciso del terremoto estaba vendiendo un par de helados a unos niños. Sintió un ruido ensordecedor para inmediatamente sentir como se movia la tierra, como se caía la casa de enfrente, como se derrumbaba un templo de piedra del siglo XII, y sentir el tañir de una gigantesca campana , que ella sola se puso a sonar como una posesa. Dinesh me ha dicho que en ese momento creyó que era el fín del mundo.
Durante un mes su familia, y otras 200/300 personas más durmieron en la plaza Durbar, Patrimonio de la Humanidad. 
El sentir general, es que nunca en su vida olvidarán esos terroríficos momentos.
India fue el pais que más ayuda les brindó... y ahora... les están destruyendo humanitariamente.
Los hospitales no tienen suficientes medicinas, faltan botellas de oxígeno, no hay vendas, los alimentos ya escasean, muchos niños en la ciudad no pueden ir al cole, cortes de luz ( no tantos como e año pasado ), filas de mujeres, siempre mujeres, cargando leña sobre sus cabezas, .....y el mundo sin enterarse... India fue buena para después convertirse en un monstruo que les engullirá... si dios no lo remedia.. por decir algo.
Ya ha caido la noche en Bhaktapur, y el silencio en la ciudad es absoluto. Solo escucho cuando tecleo.





No hay comentarios: