"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 6 de noviembre de 2012

TRABAJOS DUROS



 Hay trabajos que son vocacionales por necesidad y uno de ellos es el que las dos enfermeras del Hospice de Sattigata realizan diariamente. Son 24 horas continuas. 
Una detras de otra. 
Un dia tras otro y sin descanso.
Preparan la comida y la distribuyen. Siempre saben quien falta para comer. Dan la medicacion correspondiente a cada una de las chicas, les cortan el pelo. Estan pendientes de que se laven la ropa y que el aseo personal no se les olvide.
Es un trabajo duro y solitario. Son dos estadios diferentes. Formacion academica por un lado y por otro la situacion fisica y mental de las residentes.
Las enfermeras nunca puenden compartir sus problemas con nadie.
A veces ha de lidiar con situaciones complicadas y violentas.
Todos los años he presenciado crisis en las que alguna de las chicas suelen entrar, y me imagino que a lo largo de 365 dias seran muchas las situaciones duras a las que se enfrenten.
Crisis de volencia fisica, contra ellas mismas o contra las demas.
Gracias a ellas y todo ese control,  las chicas van mejorando poco a poco.
Recuerdo a una de ellas que llego hace tres años, y cada paso que daba no era mas alla de 20 centimetros. Tenia la mirada perdida, y quando se paraba,  podria quedarse como una estatua, durante horas y horas.
No mostraba emociones
Hoy en dia es una chica trabajadora, activa, divertida y simpatica, risueña y hasta es capaz de regañar a quien la moleste.
Otra de las chicas que ha tenido una operacion en la cabeza y con problemas de movilidad y actividad en el lenguaje, ha mejorado sensiblemente con respecto al año anterior.
Su gran inteligencia se matiene intacta y ya es capaz de articular palabras cuando se le pregunta.
Vaya mi enhorabuena y admiracion para estas trabajadoras solitarias, que con sueldos minimos, hacen que estas chicas desheredadas vayan recuperando el ritmo de sus vidas y hasta sean felices.
Gyanu, la enfermera que estuvo el año pasado, y con la que mantuve una relacion especial, ha encontrado trabajo en un hospital a unos 60 kms de aqui, pero ayer recibi un SMS suyo diciendome que esta postrada en cama, en otro hospital y con fiebres tifoideas!!!! Pobre!!!

6 comentarios:

niebla dijo...

¡Madre mía! Qué cantidad de encuentros y de recuerdos desde tu querido Nepal. Yo reconozco algunas caras, aunque a unos le ha crecido bigote, je, je.... Los años no pasan en balde. Con todas estas cosas, no me extraña que se te pongan los pelos como escarpias, pues desde aquí también se sienten cosas increibles, buenas y malas, según lo que nos vas contando.
Aprovecha los días que te quedan en tu querido segundo país... ¿O es el primero?... Supongo que eso dependerá del momento que estés viviendo. Siempre con esa intensidad abrumadora que da el trato tan directo con las personas.
Aprovecha tu estancia y disfruta el sabor de cada instante... aunque sé que lo haces sin que nadie tenga que decírtelo, je, je....
La vida sigue a pesar de las ausencias, de las demoliciones...
¡Un fuerte abrazo desde este primer mundo que cada día se acerca más al tercero!

PEDRO dijo...

Muchas gracias amigo. Tus palabras me reconfortan!!

Anónimo dijo...

Probando,probando...

niebla dijo...

Pepo:
Juan Ignacio ha estado estos días atrás intentando dejar comentarios en tu blog y le ha sido imposible, porque no le aparece la casilla final que debe pulsarse para “Enviar comentario”. Sin embargo, puede hacer esta operación sin ningún problema en Negras Tormentas. Por otro lado, en tu blog, desde hace algún tiempo, aparece un “capucha” de confirmación con una palabra y un número que debe teclearse para poder mandar los comentarios. Yo no sé si esto lo has configurado tú deliberadamente o se ha producido en algún cambio de plantilla o actualización que tú hayas hecho hace poco. Deberías revisar la configuración y ver quién puede mandarte comentarios.
De todas formas, de momento, Juan Ignacio me ha mandado un correo (y creo que a ti también) con las cosas que quería decirte para que lo meta yo en su nombre. Y te lo dejo íntegro a continuación. A ver si funciona. Un abrazo:

“Hola, Pepo.
Tengo problemas para escribir en tu Blog, no me deja hacer comentarios, miento, en algún caso ha admitido mi comentario pero luego desaparece.
De manera que le estoy enviando este correo a José Luis para que te lo haga llegar desde su ordenador.
Mi primer comentario fue para felicitarte el día de tu cumpleaños y desearte una buena estancia en Nepal.
Posteriormente te escribí para decirte que ya estaban los calendarios acabados y que había quedado muy chulos.
Y por último, te decía que había llamado a tú amiga María Ángeles para coordinar con ella la entrega de sus 300 calendarios.
He vuelto a hablar hoy con ella y he quedado en entregárselos el próximo lunes en casa de su hermano Manolo.
Con relación a tú último Post, me parece admirable el trabajo que desarrollan las dos enfermeras de Sattigata, lastima que no haya más personas
como ellas allí.
Bueno Pepo, espero que sigas disfrutando de tu estancia en Nepal y si no soluciono el asunto te enviaré algún correo electrónico.
Salud y montañas,
Juan Ignacio

PD. Ya tenía redactado lo que te escribo más arriba, cuando el bueno de Pepito me ha recordado que te enviase un correo.”

niebla dijo...

no quería decir "capucha" sino "captcha", pero el corrector de Word me la ha jugado, je, je....

Hamster pesimista dijo...

Me imagino que estarás recopilando los escritos en el blog porque te sale un libro precioso.
Gracias por contarnos historias verdaderas y humanas en medio de las anécdotas falsas y comerciales que nos corren por este primer (?) mundo.
Un abrazo y fuerza, amigo Sánchez