"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 6 de noviembre de 2012

REENCUENTROS

 Visitar a los amigos y amigas del pueblo cercano al Hospice, Sattigata, siempre es emocionante.
Las casas de los vecinos que teniamos frenten al hospice, han desaparecido. Han cambiado el hogar y me pongo a la busqueda...
En el camino me encuentro con una anciana, muy encorvada. Ya desde hace años esta en esa situacion, pero se le ha complicado aun mas. Ya necesita una garrota.
La saludo. No puede levantar la cabeza, pero reconoce mi voz. Su sistema para poder saludarme es arrodillarse y asi tener la mirada mas lineal. La beso en la mano. Se pone contentisima. Pregunto por sus hijos, pues han dejado el hogar para buscarse la vida en otros lares.
Ha adelgazado muchisimo. Recomienza su camino, y los pasos que puede dar son muy cortitos. Pasos sin horizonte. Solo puede ver el suelo..
A no menos de 20 metros de este encuentro esta la casa de Laxmi, la chica a la que el año pasado le traje una Barbie.
Tenemos un encuentro muy emotivo. Ya es una adolescente avanzada. Casi mujer.
La muñeca ha padecido el paso del tiempo. Le han cortado el pelo. El vestido esta ya desgastado .
Una imagen muy diferente a la que el año pasado salia de una caja, donde todo estaba nuevo e impecable. Ya no tiene : bolso, zapatos, peine, espejo...
La Barbie se ha mimetizado con Nepal. Tiene un unico vestido ... roto... no tiene zapatos... y no ha engordado un gramo.
Continuo la busqueda y me encuentro con Sirjana, la vecinita desaparecida que es estrabica de nacimiento, y que el año pasado se tallo un dedo y yo le hice la primera cura. Han cambiado casa y aparentemente es mas segura que la anterior. Los ladrillos conceden mas seguridad.
Tambien ha crecido. Tanto su madre como ella rebosan alegria y aunque me ofrecen un te, solo quiero un poco de agua para combatir el agotamiento del calor y de la bici.
Al saber donde viven, volvere a visitarlos.
Tengo las puertas abiertas... aunque, claro... no hay puertas... por el momento.
Sigo buscando. Me queda la niña paraplejica que conozco desde el inicio.. Por un camino arenoso y dificil para la bici, me dirijo al lugar donde me habian indicado.
No la encuentro. 
Tengo que volver a casa, ya que la noche se acerca. Otro dia volvere!!!!

2 comentarios:

DIEGO dijo...

Hi pedro ..ti seguo sempre ...Un bacio a tyutti i tuoi amici
Ciao Diego

PEDRO dijo...

Gracias amigo!!!!