"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 8 de noviembre de 2011

EN LA WARNER???? EL 5 DE NOVIEMBRE

LOS CABALLITOS
Como en los últimos días, el tiempo anda algo revuelto. Amanece nublado y hasta bien entrada la mañana, unos tibios rayos de sol caldean el ambiente.
Este día que íbamos al parque de atracciones iba a ser como los anteriores.
Tomas, Paqui, Ruben y Patricia se prestaron voluntarios para ayudarme ante semejante aventura. Ibamos a ser 40 personas!!! Su ayuda fue de agradecimiento infinito.
Antes de encontarnos con los niños y chicas de Gokarna, nos pasamos por el hospital a ver a una niña que acababa de ser hopitalizada. Es la hermana de Santhia, que estuvo ingresada hace unos días. Sita también tenia la hemoglobina por los suelos. Una anemia severa. También tenían que transfundiría sangre. También había que comprarla.
Sita debería haber venido con nosotros. Con voz tenue me dice : Os vais al Parque de Atracciones?. Mi respuesta afirmativa la relleno con algo de esperanza que en otro momento podrá venir. Se encontraba mejor que el día anterior. Tenia fuerza para sonreir.
Ya en Gokharna Ruben se encargo del reparto de caramelos y chupa chups, que deberían ser muy buenos y duraderos, ya que hasta el final del día no habían terminado con ellos.
El Parque de Atracciones????, ya descrito en años anteriores, mantiene su estilo de verbena de los años 60: Caballitos de sube y baja, mini montaña rusa, coches de choque que no han pasado nunca la ITV, o el tren de gasoil que circunda el parque. El humo que suelta sirve de"alimento" para todos los pasajeros que vamos en el trenecito.
El divertimento fue general. Todos difrutamos.
La hora de la comida fue épica, como siempre. Pedimos mo-mos para todos. Nos cocinaron alrededor de 400!!. Ruben y Patricia se encargaron de comprar 31 bolsas gigantes de patatas. que junto con los refrescos,  tuvimos un almuerzo extraordinario.
El orden y el silencio fue la tónica general durante toda la comida..
30 niños sin gritar, ni pelearse nI corretear... durante media hora. Impresionante!!
La visita terminó en el pasaje del terror. Un pasaje artesanal hecho con bolsas de basura. En el interior la visibilidad es nula. El que vende las entradas asusta con una rama tocando lo pies a los visitantes aterrorizados. Las telarañas que pueda haber, son naturales.
A juzgar por las caras cuando salían, debió ser divertido. El miedo en el interior cambio con la luz exterior, y es aquí cuando la risa nerviosa les hizo estallar en risas sonoras.
Este día se lo dedique a mi amiga Marian, que un día nos dejo, y desde donde quiera que este, se debió divertir viendo como disfrutábamos.

No hay comentarios: