"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

viernes, 4 de noviembre de 2011

EL CORAZON CORTADO

RECIÉN CURADA

Las condiciones de vida de miles de millones de personas en el tercer mundo, van de precarias,  a sangrantemente precarias. El futuro no existe y dependiendo de aquello que la naturaleza les depara, así pasan los días. Gracias a la a agricultura primaria y a los animales que se alimentan solos ( vacas, cabras, gallinas, patos, .. ) la supervivencia es mas llevadera.
Carecen siempre de lo esencial: agua corriente y electricidad. Y como no : Sanidad. Aquí el hospital mas cercano, no esta ni se le espera, Hay que irse a India.
Los médicos que tienen consultas privadas no pueden hacer mucho ya que son pocos los recursos que tienen y también son pocos los enfermos que se acercan a la consulta, a no ser que tengan dinero.
Siempre hay que pagar. Miles de personas mueren cada día en el mundo a no poder ser atendidos de simples dolencias, que tienen fácil solución : diarrea o gripe común.
No sabemos apreciar lo que tenemos!!
El otro día, durante mis día de reposo en el Hospice y cuando la enfermera que cuida de las chicas se había marchado a casa para festejar Tihar, me tuve que enfrentar a una situación, que no ocurre todos los días, pero si con alguna frecuencia. Los accidenten domésticos también tienen lugar en el transcurso de sus vidas : caídas, cortes, quemaduras, etc.
El pequeño centro asistencial construido por Viajes Surland, en 1999, hace una labor de primeros auxilios a los habitantes de la zona.
Eran las 11 de la mañana. Calor intenso. Por el camino de entrada al Hospice veo a Sirjana y a su hermana que la trae agarrándola de brazo y con la mano en alto.
Me acerco a verlos. El brazo de Sirjana viene chorreando de sangre. les hago pasar al dispensario. Preparo vendas, algodón, betadine, etc. Cuando me dispongo a limpiarle la herida veo que se ha seccionado la parte superior del dedo corazón, incluyendo la uña. Tengo que hacer un torniquete en el dedo para que no se desangre.
Sirjana, 13 años venia con solo un par de lágrimas en los ojos. Durante la curación cuando la miraba, me sonreía.
Quede con ella mas tarde para que cuando viniera la enfermera, le pusieran la antitetánica.  Gyanu volvió y le conté lo sucedido. Fui a la casa de Sirjana. Su madre me enseño con lo que se había cortado: Una hoz dentada y oxidada. Se secciono el dedo mientras cortaba la hierba para las vacas.
Tiene estrabismo desde que nació. Hace unos años propusimos a sus padres operarla. La incultura, la ignorancia, el miedo ... hicieron imposible la solución del problema.
ULTIMA CURA
La recuerdo cuando solo tenia 2 añitos: regordeta, en pelota picada todo el día, correteando por los campos de arroz y con sus ojos desviados. Hoy es una mujercita extraordinariamente dulce y simpática que tiene que ayudar en casa : ordeñas, cortar hierba, segar el arroz, desgranarlo y ponerlo a secar. etc..
Se sintió afortunada al haberla podido curar. Otros no tanto.
Su dedo corazón se ha salvado.

1 comentario:

iguana dijo...

La recuerdo.Una pena lo de sus ojos,pero no será por no intentarlo.