"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

domingo, 30 de octubre de 2011

YOGA .... A LAS 5

Desde siempre Sattigatha ha tenido un sabor especial cuando se inicia el atardecer. Dada la cercania al Ecuador, cuando el sol se acerca al horizonte, no hay que despistarse ni un momento. La caida del sol es en vertical y muy rapida, Aun asi si hay algun adorno de nubes, y el cielo se tiñe de un intenso color anaranjado, el espectaculo es maravilloso. La temperatura baja a los 20 grados.
En ese momento es cuando las chicas aprovechan para hacer yoga. La enfermera que les cuida ha conseguido que casi todas participen en ese momento de relax y ejercicio.
Algunas de ellas llevan tiempo practicando yoga y han flecibilizado su cuerpo. Parecen juncos que se cimbrean con el movimiento de viento.
Desde el primer momento he decidido participar con ellas. Ni que decir tiene que mi flexibilidad es la misma que la de un poste de la luz de la meseta castellan.
Doblan su cuerpo como si fueran de goma (algunas) y los que no podemos suspiramos y nos reimos tontamente.
Pasamos un rato divertido y seguro que si siguen con ello su riego  sanguineo mejorara considerablemente, a la vez que su elacticidad, que seguro las protejera de posibles luxaciones o distensiones musculares.
POSTE DE LA LUZ
Como el yoga lo hacen "a pelo" en el suelo, una de las mañanas que nos fuimos de compras al bazar, compre unas cuantas alfombras, para que asi sus cuerpos no esten en contacto directo con el suelo.

1 comentario:

niebla dijo...

Hola, señor Poste, je, je.....