"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

domingo, 30 de octubre de 2011

NAMASTE ACCIDENTADO

ME TRAEN EL DESAYUNO A MI MESA
Algunas mañanas las aprovecho para bajar a Kakarvita y hacer compras y concretar las necesidades que se tienen en el Hospice, y ponerlas en marcha, ya que por el momento tenemos dinero.
Ponerse en funcionamiento coincide con la hora que sale el sol. A las 5.30 am los primeros rayos de sol se dejan ver.
A las 6, ya estoy en pie, ordenando mi austera habitación. Una de las chicas, cuando no 3,  vienen todos los días para con una escoba, una balleta y un cubo de agua dejar la habitación como los chorros del oro.
A las 7 nos reunimos en el patio de la casa y desayunamos. Siempre un te calentito y unas galletas. A mi8 por se invitado. extraordinariamente me hacen un huevo cocido.
EL DESAYUNO
Un buen alimento para dar de comer a mi colesterol. Sobre las 9 llega el momento del almuerzo. No me imagino a nadie en nuestro país comerse una paella a esa horas.
Así son las costumbres que tiene cada país.
Después de esa hora todo se pone en marcha: tiempo para el trabajo en el campo, en la casa, en el aseo personal y lavado de ropa ( siempre manual )
En este momento es cuando cojo la bici para ir a Kkakarbita ( 5kms). No hace excesivo calor. El paseo es muy agradable. Desde que salgo hasta que paso el pueblo me tengo que parar varias veces: saludar, hacer alguna foto a los paisanos y a los niños, entrar en alguna casa donde previamente me ha invitado a tomar un te, etc. Lo que puede ser hecho en 5 minutos se convierte en una media hora larga.
Son muy pobres pero dan todo lo que tienen sin pedir nada a cambio.
Acabo  de leerme un libro que se titula "De la alpargata al seiscientos" donde se relata la España de la postguerra. La descripción de ese pobre y triste periodo de España se asemeja a lo que se vive en el tercer mundo actual. Me gustaría escribir uno de este país que podría titularse "De la chancleta  al teléfono móvil", solo que la chancleta no la han dejado y se han encontrado con un aparato que le suena a un campesino mientras esta arando con un par de búfalos.
En Kakarvita como punto fronterizo con India la actividad humana es muy intensa. Muchas tiendas, muchos hoteles???? mucho autobús y poca tranquilidad comparada con la que vivimos en Satigatha. Solo los pájaros, los gallos y el griterío de algunos niños la perturban.
Volviendo de Kakarvita y ya en el pueblo, veo a una chica que hacia 2 años que no me encontraba con ella. Se fue a Israel a trabajar y aprovecha esta fiestas para ver a su familia. Me paro a saludarla : Namaste!, digo.
LIMPIEZA A FONDO
Vengo con la bici cargada, me detengo. No miro donde paro y me escurro. Caigo de espaldas. La bici se me cae encima. Los vecinos salen a ayudarme. Camino con dificultad. Tiene toda la pinta de ser una luxación lumbar. No es la primera que tengo. Se que al día siguiente los dolores van a ser mas intensos.
Me dan agua fresquita y puedo saludar a Mala. Vaya momento para preguntar : Como estas Pedro? La verdad es que respondí: Bien!.... aunque con cara de dolor.
LA VECINDAD
Regrese a casa caminando y arrastrando la bici. Como tenia que saludar a los convecinos a lo largo del camino, lo hacia con sonrisa, como siempre hacen ellos.
Desde que llegue a casa todo han sido atenciones, por parte de las chicas. Así da gusto ponerse malo!!
He estado cuatro días de descanso absoluto y la mejora ha sido considerable. Son muchas cosas las que tengo que hacer en Kathmandu.
Seguro que si hubiese hecho yoga, la luxación no se hubiese producido.

1 comentario:

laura dijo...

Hola Pedro! Espero que estés mejor de la luxación que ya veo que has estado fastidiado... sigo todas las entradas de tu blog para vivir la experiencia de alguna manera través de ti y saber que tal te va por alli.

Un besazo y cuidate!

Laura