"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

viernes, 20 de noviembre de 2015

SONRISAS PARA REGALAR


Una vez que esta etapa está llamada a terminarse, debo aplicar el mensaje que mi amigo Ricardo me dejó en un de los comentarios de este blog.
A pesar de lo duro que es vivir en Nepal en estos momentos, y de las experiencias vividas por mi parte he de quedarme, y así me lo llevo en mi retina y en mi almacén de recuerdos, la sonrisa de esta pequeñaja, que cada vez que la veo siento que no existe nada a mi alrededor. Es la magia que los niños irradian.
Durante el terremoto, y en la confusión que se produjo, tanto ella como su hermana se perdieron, entre el gentío. La policía las rescató y aquí estaán.
Resultaron heridas y hasta no hace mucho, solo se ha podido encontrar a algunos de sus familiares.
Nadie se puede hacer cargo de ellas, por el momento.
Tiene una sonrisa permanente que da ganas de estrujarla . Se llama Dalma y no creo que tenga más de 2 años. Corretea, se echa a los brazos de cualquiera. 
Es un juguete viviente.
Sigue convaleciente en la clínica, con problemas respiratorios.
Ella no sabe que se ha quedado sin casa y tampoco sabe que el futuro que la espera es muy descorazonador. Al menos nos da vida a quien la observamos.








No hay comentarios: