"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

lunes, 19 de octubre de 2015

SOLO UN APERITIVO

La cruzada ha comenzado.
Qatar Airways me freció la opción de dormir en un hotel de la "bellísima" ciudad de Doha. Y llegando a Kathmandú comenzó la odisea.
Los equipajes nunca llegaban. La sala de recogida de equipajes, ya minúscula, estaba abarrotada de gente. Las cintas no funcionaban y por megafonía avisaban de cambio de cinta de recogida. Unos en una dirección... otros en otra hasta que se produjo el colapso. Hacer 20 metros con el carrito me llevó 15 minutos..... Ambiente quasi irrespirable.  Al menos los ventiladores renovían el aire.
Una señora nepalí tuvo la ocurrencia de solicitar a un empledo del aeropuerto que nos fuera a buscar los equipajes. 
Se apuntó los números de los resguardos en la palma de la mano. Por cierto, llena de números de otros viajeros. Finalmente nos los trajo. Pasaron 3 horas desde el momento de aterrizaje hasta pisar la calle... donde Rup mi amigo taxista me había esperado 8 horas!!! Si 8... En el taxi me llevé a otras dos personas, no había forma huma de salir del aeropuerto.
Que expriencia. Lo nunca sentido, lo nunca visto. Esto no es nada con la situación que unas horas más tarde empezaré a sentir y a averiguar.
Todo causado por la falta de petroleo que estánb padeciendo las últimas 3 semanas

2 comentarios:

José Luis Díaz dijo...

Ánimo Pedro!
Mis chicos y yo te seguimos y te mandamos un fuerte abrazo

PEDRO dijo...

Gracias amigoS.....