"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

lunes, 3 de noviembre de 2014

BICHITOS NOCTURNOS








El mundo de los insectos es apasionante. Mas aun en estos lugares trpicales donde llueve mucho,, durante los monzones y donde la humedad es continua. Sin duda es el habitat ideal para que muchas especies puedan vivir y reproducirse.
Cuando anochece y con el calor de las bombillas, acuden diferentes familias de insectos, cada uno de su padre y de su madre. Desde los mas diminutos a los mas grandes tamano helicoptero.
Reevolotean a lo tonto para terminar exhaustos y morir sin necesidad.
Algunos deciden entrar en mi habitacion. Craso error. Un bote de insecticida es mi arma quimica de defensa.
Hay algunos que son mas dificiles de exterminar y son los terrestres.
Desde la primera noche y con el silencio de la orcuridad sentia golpes en el suelo como si calleran del techo muertos, pero no.... Son unas bolitas negras con patas que tienen el divertimento de pegar saltitos verticales, como si las patas fueran potentes muelles.
Comparativamente el ser humano daria unos saltos de mas de 50 metros.
No estiendo el sentido de esos saltitos, y menos en un suelo de platico donde el ruidito es bastante molesto. Con lo bien que bestarian en el campo!!!
Hace 2 noches descubri otro que es como un gusano negro de no mas de un milimetro de grosor y 5 de largo y que tambien salta, pero en este caso a lo largo. Un salto de ser humano de mas de 50 mts de alto por 100 de largo.
Son escapistas y saben cuando les vas a machacar con la zapatilla.
Con la linterna en una mano, y elinsecticida o la zapatilla en la otra consigo que unos cuantos bichitos pasen a mejor vida.
Una salamandra que me la en encontre metida en mi mochila, es mi aliada y me ayuda a terminar con ellos.
No servira de nada. Esta noche volveran otros y asi sucesivamente.
Con lo bonito que es el campo, estos seres diminutos prefieren la sala de exterminio en la se ha convertido mi habitacion. Al menos no son rencorosos y ni avisan al resto de sus congeneres.

No hay comentarios: