"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 15 de noviembre de 2011

SILENCIO

PREPARADOS PARA IR AL COLE
Kathmandu en los últimos 20 años ha aumentado su población mas de 15 veces. La guerrilla que asoló el país durante 12 años atrajo a la gran ciudad a las gentes de los pueblos. Kathmandu era el lugar mas seguro.
Al principio de los 90 no llegaba a los 200.000 habitantes. La bicicleta era el vehículo por execelencia y se respiraba tranquilidad. Actualmente se habla de casi 4 millones de habitantes. El trafico es infernal. La contaminación está a unos niveles de peligro. Han aumentado exponencialmente los casos de cáncer, sea de estómago ( malos hábitos alimenticios ) o pulmón ( contaminación espesa ), y como la sanidad es una entelequia y los enfermos de cáncer nunca se podrán pagar un tratamiento de quimio, solo les queda que el cancer, de forma galopante termine con ellos.
La construcción de las casas se ha hecho de forma indiscriminada. La burbuja inmobiliaria no tiene fin. Se construye donde se quiere, sin urbanizar, sin agua corriente... Si esta situación no se para, Kathmandu se convertirá en una ciudad inhabitable.
Me contaban el otro día ( un parlamentario ) que solo hay un parque de bomberos. La brigada la componen 16 miembros, todos entre 50 y 60 años, y dos coches.....!!!
Es decir, que en caso de incendio importante, solo los dioses se encargarían de terminar con el fuego. Pero ... tengo mis dudas.
Los pitidos de las motos, de los coches, de los autobuses y el ronroneo de los motores como si fueran carros de combate, la convierten en una ciudad extremadamente ruidosa.
Sin embargo, el Gokarna tenemos la suerte de escuchar el silencio. Solo los pájaros avisan que hay vida.
En la lejanía se escucha los gritos de los niños de la aldea o las conversaciones de las mujeres que tan duramente trabajan el campo ( Siempre las mujeres!!!!).
En este preciso momento,las 11 de la mañana escucho la cantinela de los niños que están en el cole. Esa es la única alteración del silencio.
La climatología ha vuelto a empeorar.
La lluvia vuelve a hacer acto de presencia. El sol no es capaz de atravesar las espesas nubes que cubren el valle y la temperatura ha descencido consierablemente.
Hoy los niños en el aula están pertrechados con jerseys, chaqueta, gorro y bufanda.
TRABAJANDO BAJO LA LLUVIA
 Solo en el recreo entraran en calor.

2 comentarios:

niebla dijo...

Pepo, perdóname por no entrar más a menudo en el blog. Es que el devenir de las rutinas diarias se lo va comiendo a uno y hace que pierda la noción del tiempo.
Solo quiero saludarte y darte las gracias, como siempre, por tu labor con las gentes del Nepal.
Un fuerte abrazo.

Jose dijo...

Qué verdad la del ruido y el caos de Katmandú. Yo recuerdo cuando llegué una sensación de irrealidad, de estar inmerso en un caos que te hace sentir absolutamente a merced de no sabes el qué.
Lo de los bomberos me lo podía imaginar, visto las ambulancias y simplemente a los policías...
Un abrazo enorme de Gloria y mío