"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

lunes, 18 de octubre de 2010

POCA EDUCACION

El sol ilumnina las calles de Kathmandu, por lo que la temperatura aumenta considerablemente. 
La actividad de la ciudad esta al 50%. Aun hay personas que siguen celebrando Dashain. Muchos han de regresar de sus pueblos de origen. Esta tarde habra operacion retorno pero sin operativo.
Mañana por la mañana la ciudad renacera = caos y polucion.
He estado preparando la mochila que me he de llevar mañana. Poco ha de ser pues con una pastilla de jabon y un cepillo de dientes,  esta todo hecho. Hace calor y las camisetas y pantalones que use, con un lavado manual, se seca en un plas..
Me he acercado a Durbar Square, centro neuralgico e historico, declarado Patrimonio de la Humanidad. Una plaza llena de templos dedicados a los diferentes dioses, que en estos dia tiene una gran actividad humana y que la caracteriza la ausencia de trafico, que esta prohibido.
Entro en la casa de la diosa viviente Kumari. Hoy no saldra al balcon para saludar a los visitantes. Esta muy ocupada recibiendo alagos y reverencias de los practicantes del hinduismo.
En las proximidades hay un templo, que en el pasado era un mercado de frutas, pero que en la actualidad ha retomado su funcion religiosa. 
En un rincon veo una figura humana. Una anciana y menuda mujer. Esta sentada en el suelo y no levanta 3 palmos del suelo. Esta practicamente consumida. Tiene los ojos mas tristes que haya visto en mi vida. Estan secos. No creo que pese mas de 20 kilos. Y tendra tanta hambre que se le habra olvidado comer. Poco puedo hacer. A esta mujer la quedan pocos dias de vida. La vision de este ser humano me deja el cuerpo sin sangre.
Mas tarde y de vuelta a casa veo a mas de un turista, muy irresponsables y que me irritan considerablemente, despues de haber vivido la escena precedente. Caminan por la calle comiendose unos descomunales bocadillos. 
Por la calles hay mujeres, niños, lisiados, etc que piden de comer. Y ellos haciendo ostentacion de poderio. Seguro que ni lo piensan.

Me parece una accion de tamaña irresponsabilidad el ir comiendo por la calle en un pais como este, cuando hay gente que se muere de hambre. Y a los hechos me remito.
Tenemos que dejar de mirarnos al ombligo y levantar la cabeza para ver la realidad que nos circunda.
Cuando vuelva de mi viaje, me pasare por el rincon donde se sentaba esa señora que estaba en su cuenta atras.

4 comentarios:

ivano dijo...

Hola Pedro. Certo, siamo perseguitati da questa cultura occidentale-anglosassone che tende a livellare il tutto con modi di vita e attitudini completamente irrispetuose e senza valori. Non cocoscendo Durbar Square mi sono fatto un giro su "tu tubo" e accanto cosa ci ho trovato la pubblicità del Mac Donald. Bacioni Ivano.

niebla dijo...

Es horroroso. Aún me acuerdo de una persona que vimos por las calles de Katmandú, en unas circunstancias muy parecidas a las que describes, y se me sigue encogiendo el alma.
Pero siempre hay algún capullo dispuesto a hacer ostentación de su estupidez mental.....
Así somos. Y así nos va.

Anónimo dijo...

Qué lástima! Cuántos dioses juntos en la esplendorosa, en la bellísima Durbar Sq... ¿para qué tanta deidad si nadie es capaz -no ya de ayudar- sino de ver la miseria que tienen al lado? La versión oriental de la Conferencia Episcopal Española (perdón por las mayúsculas). Si los curas y monjas supieran... Pedro: gracias por tus ojos que ven -miramos-, por tus oídos que oyen -escuchamos-, por tu corazón que late -nos seguimos vivos contigo-.

Pedro dijo...

No tengo palabras... Gracias !!!