"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

viernes, 18 de junio de 2010

POR RAMILA, UN EJEMPLO DE INOCENCIA Y PUNDONOR

Ramila con solo 23 años ha tenido una intensa vida.
Nació en el seno de una familia pobre, en un pueblo de las montañas de Nepal
Trabajadora infatigable desde su más tierna infancia, hasta que en el comienzo de su adolescencia fue vendida a un prostíbulo en Bombay.
Pudo salir de semejante infierno y desde entonces se convirtió en  una activista sin cuartel contra el tráfico de seres humanos en esa parte del planeta.
Tras cuatro intensos años de juicios en la Corte Suprema, consiguió que sus captores fueran encarcelados y sentenciados a 20 años de cárcel.
En 2009, la Secretaría de Estado de la Mujer en EE UU le concedió un premio especial, como reconocimiento a su labor de luchadora contra el tráfico humano.
Hace unos días sintió dolor en sus riñones. Fue ingresada en el hospital para ser operada y extraerle cálculos formados en su riñón derecho.
El post-operatorio no fue lo mejor deseado, se le complicó con una hepatitis inducida a la vez que una encefalopatía.
Al amanecer de este 17 de Junio, la hermana mayor de Ramila se encontraba a los pies de su cama observándo como la respiración se iba ralentizando.
Con los primeros rayos de sol Ramiloa suspiró por última vez.
Ya se ha encontrado con muchos más ángeles inocentes.
José Saramago escuchó esta noticia y ha decidido acompañarla. 
!Que descansen en paz!

2 comentarios:

pepe dijo...

Hay que agradecer el valor de mujeres como ella.

bitel dijo...

Ya te he visto en el programa de la 2.Todo vale por una buena causa.
Un poco nervi no?.