"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

miércoles, 28 de enero de 2009

IN MEMORIAM ... MAMÁ



Fría y soleada mañana, aquella la del 29 de Enero de 2005. La noche la pasé en un duermevela. A menos de 2 metros estuve sintiendo la respiración de mi madre. Amaneció. Me levanté me duché con premura. Me acerqué a su cama y la pregunté, como se encontraba. Me dijo con una voz muy suave : Bienn! La pedí un beso. Fué un beso con poca fuerza pero dulce.
El tiempo pasaba. La suerte estaba echada. Mi hermana y yo estábamos muy cerca de la cama. Abría los ojos. La mirada estaba perdida, hasta que se echó a dormir plácidamente.
Eran las 11.20 de la mañana. Sentíamos que algo iba a ocurrir. Mi madre me dijo el día anterior, que no fuera a trabajar. ¿Hijo, qué necesidad tienes de ir a trabajar ?.
El silencio era absoluto. Illescas parecía dormir a pesar de la hora. No se sentía el más mínimo murmullo. Ni los trenes pasaban , por la vía cercana.
La respiración de mamá empezó a entrecortarse. Se iba a producir lo que todos sabíamos pero que no queríamos que llegara.
A las 11.30 suspiró por última vez. Sentí ese suspiro en mi oído. La besamos y la ayudé a cerrar los ojos. No tuvo fuerzas ni para cerrarlos. En ese momento entró en el sueño eterno. Desapareció de este mundo rodeada de sus hijos y sus amadas nietas. Fue feliz hasta las 11,30 del 29 de Enero de 2005.
Seguro que está descansando en paz.

1 comentario:

Gabriela dijo...

Me ha emocionado profundamente. Aún no supero la muerte de falta de la mía y va para cinco año años.

Mi sentimiento te acompañe

Gabriela