"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 15 de diciembre de 2015

LA VIDA SIGUE IGUAL

Hace casi un mes que regresé de Nepal, después de haber vivido una de las experiencias más complicadas de todas mis estancias en el país de los Himalayas, en los últimos años.
Sigo teniendo noticias, y no son nada alagüeñas. La situación ha empeorado más, si cabe.
El bloqueo continua en el país y no tiene visos de solucionarse próximamente, y todo por culpa de los políticos que lo gobiernan y de India, que es quien tiene atascados los camiones en la frontera con alimentos, combustible, medicinas. etc
India dice que Nepal tiene que solucionar sus problemas internos para desbloquear las fronteras. Los diferentes líderes de todos los partidos nepaleses no se ponen de acuerdo en las negociaciones. Se echan las culpas unos a otros.
No asisten a las reuniones convocadas para encontrar una solución y mientras tanto el tiempo corre en contra de la población.
El invierno ya ha llamado a la puerta. Hace frío. 
Las medicinas vitales no se pueden encontrar fácilmente. No hay vacunas para los niños. Los hospitales están bajo mínimos, como si estuviesen en medio de una guerra.
Rezan para no ponerse enfermos.
Por mucho rezar no se va a encender la cocina del gas. 

Por mucho rezar los autobuses no van a rodar y transportar a los escolares y a la población a sus trabajos respectivos, so pena de viajar en unas condiciones de aglomeración completamente inhumanas ....y así sucesivamente.
El mundo se ha olvidado de Nepal. Nosostros NO... pero la impotencia que siento no puedo describirla.
Y la ONU...? Donde está la ONU? Y UNICEF? etc... etc..
¿Porqué no abren las fronteras y después negocian una salida política?
¿Quieren exterminar a sus ciudadanos? Ya se habla de genocidio. Y... el mundo durmiendo...
Y... LOS POLÍTICOS CON EL CULO CALIENTE

No hay comentarios: