"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.". Madre Teresa de Calcuta

martes, 29 de octubre de 2013

Y LLEGO EL MOMENTO....


Pasar una noche toledana en Kathmandu, parece mas exótica, pero en realidad es eso: toledana!!!
Un par de Fortasec, terminaron con ella y pude descansar para enfrentarme a un día lleno de emociones.
El aeropuerto de vuelos domésticos de Kathmandu sigue con el mismo caos de siempre, pero aumentado exponencialmente al haber mas afluencia de turistas y de la creación de nuevas compañías aéreas.  45 minutos de vuelo hasta Badraphur, cuando la azafata nos anuncia que la temperatura en el exterior de de 27 grados.
Debo esperar a que me recojan. Me llaman por teléfono para avisarme que vienen con una ambulancia, ya que hay huelga de transporte y con una ambulancia no tendremos ningún problema con los piquetes.
Dentro de ella me doy cuenta que lo mejor en este país es hacer lo posible para no ponerse enfermo. Los baches en la carretera se cuentan por miles. Los saltos que nos pegamos son de un rallye 4x4.
Ya viví en mis propias carnes lo complicado y doloroso que es cuando tuve las lumbares tocadas después del accidente de bici. Fui viendo las estrellas durante casi una hora de viaje.
Con la ambulancia nos dirigimos a Sattigatta, y ya en el camino, por la ventana de la misma iba saludando a múltiples amigos y amigas que iban saliendo para curiosear que seria ese vehículo de motor ( pocos pasan por esos lares ).
Con mas tranquilidad los iré viendo en los próximos días.
Ya llegando al Hospice el corazón va aumentando de ritmo. Se me saldrá de la caja??
La primera persona que veo cuando me bajo de la ambulancia es Ashmita, una vecina de la zona que y que su madre se la ha traído por un camino de cabras en una desvencijada silla de ruedas. Estaban avisadas de mi llegada.
Sarasati
Inmediatamente entro en la casa. Allí estaban ellas. Comenzaron a dar saltos de alegría, a darme flores y a ofrecerme la mejor de sus sonrisas.
Un momento muy emocionante donde los haya. Se debe parecer a la alegría de una madre que finalmente se encuentra con el hijo después de una larga ausencia.
Sarasati comienza a llorar de alegría. Ella tiene dificultades para expresarse con el lenguaje, pero rebosa bondad e inocencia por todas partes.
Yo reboso alegría y felicidad, parece como si el tiempo se hubiera detenido y no hubiesen pasado 365 dias.
Llega la cena y nuevamente siento que el tiempo no ha pasado. Relámpagos y truenos nos acompañan durante la cena. Comienza a llover torrencialmente y refresca el ambiente tórrido del día.
Tengo mucho tiempo para dormir, descansar y soñar.

3 comentarios:

Hamster Pesimista dijo...

¿Cómo van esos pies?
Un abrazo desde el ¿primer? mundo y mucha fuerza y ánimo

PEDRO dijo...

Gracias amigo.
El pie va mucho mejorm aunque no termina de arreglarse.
A las chicas que iban al cine y que asi lo prometi al final quieren el Parque de Atracciones. Ya os ire contando, porque en Nepal se acercan momentos complicados por las elecciones. 10 dias de huelga general!!! Quien soporta eso!!! Muchos turistas han cancelado sus viajes... solo les faltaba que encima no vinieran lo que se dejan los dineros!!!!

Gonzalo dijo...

Te leo a diario. Es un placer inmenso y barato, ja, ja